Que hago para guru

Aunque mantenemos nuestra esencia, hay características personales que varían y que acaban afectando a las decisiones. Foto vía Shutterstock: Eugenio Marongiu Entre los 16 y los 20 años Publicidad Los adolescentes, en general, son cócteles de hormonas, emociones e idealizaciones que nutren el cerebro y lo hacen explotar en innumerables fantasías de película. Por eso, en el caso de las chicas heterosexuales, buscan a ese chico alto, guapo, mayor que ellas y con toque rebelde: un canalla en toda regla. En las ficciones americanas, estos sujetos sacarían pelotas del estadio sin despeinarse. Y es que a ellas les da igual si el chaval es buen tío o no. Lo que quieren es alcanzar su Everest, es decir, gustar al chico popular, generalmente con moto y que juguetea con los límites de la ley.

Primary Sidebar

Lorena G. Pero también hay casos de éxito. Tinder no es el belcebú. Una mirada crítica a lo que ellos ofrecen Temas de Hoy. Sus usuarios celebran un millón de citas por semana. En el segundo trimestre deTinder obtuvo ,2 millones de dólares. Tengo un amigo que me explicó su estrategia en Tinder.

205 206 207 208 209 210 211